Folletos cristianos

El León, la Bruja y el armario

Basada en una de las historias más fascinantes jamás escritas para niños, El León, la Bruja y el armario es uno de los estrenos de cine más esperados de la Navidad.

Durante la 2ª guerra mundial, cuatro hermanos (Peter, Susan, Edmund y Lucy), para ponerse a salvo de los bombardeos, son enviados desde Londres a casa de un excéntrico profesor en la campiña inglesa. Allí, jugando al escondite por los desvanes de la casona, Lucy encuentra un armario ropero que resulta no ser normal y corriente.

Sus puertas son en realidad la entrada a un mundo desconocido. Lo que les aguarda al otro lado es una peripecia más allá de lo que ninguno de ellos podría haber imaginado?

Narnia es un mundo fascinante, poblado de intrigantes criaturas, pero sujeto a una terrible maldición. Desde que la Bruja Blanca lanzó su hechizo, Narnia vive un invierno interminable y sus habitantes sufren su despótico gobierno sin atreverse siquiera a lamentarse en voz alta. Con la entrada de los cuatro niños en esa tierra de Narnia comienza una aventura que conducirá, con la intervención del magnífico león Aslan, al fin de la tiranía de la Bruja y la llegada de la primavera.

Sin embargo, esta preciosa historia para niños es mucho más profunda de lo que parece. De hecho, puedes salir del cine habiendo disfrutado de la intriga y de los efectos especiales y haberte perdido el significado oculto del relato. Porque su autor, C.S. Lewis, lo concibió como una alegoría de cosas mucho más grandes. Déjame que te dé unas claves que te permitan comprender lo que hay detrás de esta película.

El mundo imaginario de Narnia resulta ser más semejante al nuestro de lo que parece a primera vista. Como los habitantes de Narnia, también la raza humana está sujeta a un invierno que no parece desembocar nunca en la primavera. El tiempo pasa y la historia avanza, pero no se acaban las guerras, el hambre, las catástrofes, las injusticias, los abusos de poder, las epidemias, las dictaduras, los fanatismos, las desigualdades, la frustración y el llanto. No vemos el final de todo esto. Parece que estemos bajo una maldición.

La Bruja Blanca, cuya tiranía mantenía la maldición sobre Narnia, simboliza las fuerzas del mal que operan en nuestro mundo, no sólo entre las mafias de terroristas, delincuentes o contrabandistas, sino también en los despachos de los gobernantes de este mundo. Y en buena medida, en las comunidades de vecinos, en los centros de trabajo, entre las familias... Y -si somos honestos para admitirlo- en los corazones de todos nosotros.

¿Y Aslan, el león? ¿A quién representa? El imponente león, de rugido aterrador, pero de pelaje suave, a la vez fiero y cariñoso, viene a rescatar a Narnia de su maldición. Pero no puede hacerlo por la fuerza sin dañar a aquellos que viene a rescatar. Por eso ha de morir a manos de la Bruja Blanca, para luego volver a la vida y, entonces sí, derrotarla y devolver a Narnia la primavera.

Aslan representa al Señor Jesucristo. El magnífico Salvador que ha de venir un día a terminar de una vez por todas con la maldición que pesa sobre este mundo. Pero que, antes de eso, tuvo que venir a morir en una cruz y luego resucitar para pagar por nuestras culpas. Y que ofrece la reconciliación a todos los que se decidan a rendirle sus corazones.

Así que la historia del León, la Bruja y el armario resulta que tiene que ver contigo. Porque vives en un mundo que "está bajo el Maligno" (1). Porque tus mismas culpas te separan de tu Creador (2). Y porque ese Salvador que vino como el "Cordero de Dios que quita el pecado del mundo" (3), ha de regresar temible como "el León de la tribu de Judá" (4). Y, dependiendo de la postura que tomes hacia él, será para ti un amable Salvador o un juez inapelable. Merece la pena pensarlo.

1. 1ª Epístola de Juan 5:19
2. Isaías 59:2
3. Evangelio de Juan 1:29
4. Apocalipsis 5:5
Biblia en linea
"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3:16)
PROVINCIA

Pueblos de Avila