Testimonios cristianos

Así me convertí

Aliana Lisnet Hernández Rodríguez

Cuba

En marzo del año 2013 me encontraba cursando el 5º año de carrera en la especialidad de informática y presenté un arrastre de una asignatura del curso programación 5 y en aquellos días era una persona que adoraba ídolos y tenia collares y cosas así, relacionadas con la santería. Pero esta situación que presentaba con esta asignatura me llevo a ver que un compañero mio que hoy es mi esposo le oraba todas las noches a un tal Dios que en aquel entonces también el lo poseía en un Imagen. Pero miren lo que hace Jehová , comencé a dejar de pedirle a los supuestos santos que tenia que me ayudaran aprobar aquel examen y comencé a orarle a un Dios que había visto en la persona que dormía conmigo en aquel entonces mi novio o marinovio como se dice hoy en dia. Pero así lo hice comencé a pedirle a Dios y miren lo que le dije si tú existes ayúdame a aprobar esa prueba por la via que fuera. Luego de aprobar aquel examen que hice, en mi interior le había dicho a Dios que si aprobaba comenzaría a ir a la iglesia.Y así fue aprobé y comencé a ir pero ahí no se termina,el primer dia que fui me sentí fatal, muy mal en aquel lugar, pero como Dios nos conoce sabia que yo no rompería mi promesa y decidí ir nuevamente el la semana siguiente y dije se que me sentiré bien y asi fue me sentí como nunca me sentí en toda mi vida,pero ese dia vi algo que me impactó mucho, un bautismo, personas pasando y zambullendose y dije yo quiero eso y desde ese dia desee hacerlo.Luego todos con los que había ido a la iglesia me decían cuando tu vas a aceptar a Jesús en tu corazón y yo le decía el dia que me demuestre que existe, pero no en nadie sino en mi misma, no se que haga algo en mi .Entonces en mi tercera vez en la iglesia el 24 de marzo del año 2013 se celebraba para aquel entonces en aquella iglesia el dia de la resurrección de Jesucristo y todo comenzó cuando empezó el servicio, ese dia una muchacha comenzó a cantar una canción de Cristal Lewis, Cristo yo creo en ti y aunque mis ojos no podan tocar tu rostro señor se que estas aqui, etc .Esta canción para mi en aquel momento fue extensa y comencé a experimentar algo fabuloso en mi cuerpo comencé a llorar y quería parar y no podía, mi vida comencé a verla como una película de cine hacia atrás, todo lo que había hecho en ella que no le agrada a Dios y decirles que yo siempre tenia en mi corazón un vacío que sentía que no se ocupaba con nada y ese dia senti como mi vida cambio asi de la nada en cuestiones de segundos,entonces cuando hicieron el llamado de fe, pasé de primera al altar porque ese dia Dios toco mi vida y de que manera.Cuando llegue a mi escuela ese dia comencé a experimentar cosas dentro de mi inexplicables le dije a mi novio que había aceptado a Jesús y que desde es día quería hacer lo que a el le agradaba,comencé con decirle que nuestra relación se terminaba y que tenia en camino de su vida libre para irse, que si el que quería esperar podía hacerlo, pero que no me acostaría mas con el hasta que no fuera mi esposo y esperó y luego de 3 meses nos casamos, usaba ropa corta y no me la pude poner mas porque me sentía desnuda fue algo maravilloso en mi vida.Y asi fui teniendo experiencias con Dios maravillosas las cuales desearía que hoy pudiera tener porque la vida de un cristiano no se vive con las cosas que pasaron sino con las que dia a dia debemos tener con Dios,espero pronto la visita de mi padre celestial, para que asi pueda renovarme y pueda yo nacer de nuevo para poder ver su reino.Que el Señor le bendiga abundantemente este dia y recuerde nunca se conforme con su condición espiritual haga lo posible por pedirle a Dios que lo transforme día a día. Amen

Roberto David Perez Cortez

México

Fue en el año de 1999, a finales, en la cárcel del condado de Los Ángeles, California, E.U donde el Señor a través de su siervo el pastor Norberto Fachetti originario de Argentina empezó a quebrantar mi corazón, después de haber vivido una vida desenfrenada en drogas y alcohol creciendo en las calles de Los Angeles California, al fin mi pecado me alcanzó y fui sentenciado a 10 años en prisión por un delito grave, pero Dios tuvo misericordia de mi y no solo me sostuvo dentro de las distintas prisiones a las que fui enviado si no que me dio una segunda oportunidad para servirle, lo que debió de haber sido un momento trágico en mi vida Dios lo volvió el momento mas hermoso de mi vida ya que fui sacado de la vida de pecado que llevaba y lavado por la preciosa Sangre de Cristo...gloria a Dios por tan grande Salvación!!

Kelvin Ortiz

Puerto Rico

Dios les bendiga !!mi testimonio quizás no sea muy impactante pero con el tiempo, me he dado cuenta que somos herramientas en la manos de Dios. Cada cual tiene sus funciones y como las herramientas que son para funciones únicas.

Yo era un hombre que lo tuve todo, carros nuevos y caros!! con solo 20 años de edad, y mi pasión era jugar baseball era lo único que me gustaba y me apasionaba ,todo los días estaba practicando , cuando me invitaban para la iglesia siempre dije que no, un día un amigo me invitó y pasé para la oración y cuando salí estaba mirando algo extraño y mis ojos no podían ver , veía nublado ,estuve 2 dias sin hablar malo era algo en mi que no entendía. yo siempre fui temeroso a Dios , aun cuando llegaba embriagado siempre oraba antes de acostarme y si no lo hacía me sentía incompleto, una vez jugando baseball me fue super mal la mitad de la temporada y estuve frustrado por lo fuerte que practicaba y los resultados eran contrarios , llegué a causarle daños a mi carro, después del juego por la frustración, pero un día fui a practicar con un amigo y en ese parque estaban dando un culto al aire libre. La realidad es que no le presté atención.Recuerdo que ya estaba terminando de practicar cuando empiezo a sentir mi corazón fuerte, mi vista nublada, pensaba que era algo de cansancio cuando mi audición se me fue y sólo escuchaba lo que salía por las bocinas " Por más que lo intentes, si no me tienes en tu corazón no vas para ningún lado ". En mi mente dije: voy para ese lugar y de momento dice : " Ven, y escapa de las garras del infierno y da gloria a Dios ".

Angelica Caiza

España

Dios me alcanzó cuando era una niña, por medio de mi madre, que Dios la curó milagrosamente. Fue mi madre quien nos llevó a los caminos del Señor y hasta aquí, me ha sostenido fiel en su camino. Le sirvo de maestra en la escuela dominical en la iglesia local. ... Que Dios les bendiga.

Francisco J Zurita R

México

Dios me ha sacado de un mundo de homosexualidad , transexualidad y drogas, gracias a su misericordia ahora soy una nueva persona en Cristo y doy testimonio de su poder, amén. Tengo 49 años y 3 años viviendo una nueva vida.

Nelly Perez

Venezuela

En el año 2016 me encontraba mirando un programa de tv llamado Enlace, cuando un pastor declaraba la palabra de Isaías 53, y comencé a sentir un escalofrío y a llorar hasta más no poder, sin comprender que me estaba sucediendo, hasta que en el lugar donde vivo conocí a una chica cristiana y me invitó a la iglesia, asistí, y hoy día sirvo a mi amado JESUCRISTO, ya estoy bautizada y mi hijo de 11 años también.

Mario A

México

Les explico brevemente como me convertí.

Nací hace poco mas de 20 años, en un entorno espiritual que considero hasta hoy, hostil, pues aunque de pequeño mi abuela me llevaba a la iglesia (donde seguramente se sembró la semilla) donde al tiempo mi mamá se bautizó en el nombre de Jesucristo, sin embargo llegue a la adolescencia y me aleje definitivamente de la iglesia y empecé a experimentar vivencias del mundo, consideraba que no era tan malo, pues era un muchacho tranquilo, buenas calificaciones, sin embargo en mi corazon habian enraizado muchos sentimientos, alguno de los tantos amargura, inseguridad, tristeza por las vivencias en mi hogar, dentro de las que les comparto algunas de ellas que sin duda siendo ya joven empezaron a tener presencia:
Primero, en mi entorno era muy comun ver robos y drogadiccion, desarrollé un gusto por robar o tomar cosas que no eran mías aun cuando no las necesitaba (dinero, ropa, etc), mentía en gran manera, y creo la que mas me causó problema, desarrollé una adicción a la pornografía pues en muchas ocasiones vi a mis padres tener relaciones por descuidos.

A lo largo de mi vida, crecí con esa inseguridad a causa de que veia cosas que no eran buenas, incluso tuve novia con la que llegue a tener relaciones durante 4 años, y fue asi que no podia hacer amigos, era un repelente, no por ser poco empatico sino porque no me sentia seguro ni digno de tenerlos.

En una ocasiones un primo que nos visitaba cada diciembre, en un servicio alusivo a ofrendas de primicias, decidió ofrecerme como ofrenda (en el año 2014, mes de enero), aunque muchas otras veces ya había asistido y desistido de la iglesia pues enfadaba, pero ese año y ese momento, era el tiempo, de volver al Padre, entonces en ese año no deje de ir a la iglesia, Dios empezó a tratar conmigo, a hacerme sentir ese vacío que solo el podía llenar, entonces en agosto (8 meses después) de ese mismo año decidí entregar mi vida a Cristo, y con luchas pruebas, victorias, derrotas y levantamientos, el Señor ha sido mi mejor decisión, y se que seguirá ayudándome a vencer cada lucha que se presente.

A cuatro años de mi conversion nunca me ha pasado por la mente (o mas bien no lo recuerdo)regresar o volver atras, en donde me encontraba.

Por la Gracia de Dios, el me ha permitido servir en el trabajo misionero, y ha nacido una pasion en aumento.

Dios les Bendiga!

David Perez

Venezuela

No tuve la oportunidad de nacer en un hogar cristiano, pero desde niño conocí la palabra de Dios e incluso mi primer versículo aprendido fue Juan.3:16. ya que muchos de mis familiares se preocuparon para que asistiera a la escuela dominical, pero llego un momento como a la edad de 14 años que decidí no saber mas nada de Dios y dije que jamas iba a volver a la iglesia, pero que a mis hijos le iba a enseñar lo que había aprendido porque sabia que era la verdad, y a pesar de todo el Señor siguió tratando conmigo en mi juventud tanto así que me daba mucho temor pensar en la venida del Señor, porque estaba consciente que si el volvía pronto me iba a quedar y en otra ocación estudiando en el liceo con un joven me dijo que para el cielo solo iban a ir 144000 personas, eso me perturbo tanto que llegue a considerar que jamas iba a poder ir al cielo. hasta que un día teniendo 19 años de edad y estando jugando pelota en una cancha vi venir un grupo de personas entre ellos había un tío, que llego hasta donde yo estaba, me saludo y me dijo que mi mamá le había dicho donde estaba, me invito a la predicación del evangelio en casa de otro tío, yo no quería ir pero pensé por un momento la cosa y le dije que si iría, pero yo lo hice por compromiso familiares. empece ese lunes del mes de junio del 2004, a asistir; al principio no entendí nada, hasta que oyendo por muchas noches comencé a tener luchas en mi corazón, entendí que necesitaba al Salvador pero pensaba en que dirían mis amigo que se la pasaban jugando conmigo, eso fue terrible cada noche que oía el evangelio, me sentía señalado y culpable y que todo lo que decía el predicador era para mi a pesar que no me conocía. como prestaba mucha atención una tía se dio cuenta y al terminar la reunión me dijo: David sigue prestando atención porque tal vez el Señor puede hacer la obra en tu corazón, esas palabras traspasaron mi alma como una flecha, pero aun seguía en mi lucha, hasta que después de 2 meses oyendo llego la ultima reunión de esa serie, y allí bautizaron a un joven que se había levantado junto a mi en el barrio, el había confesado el nombre de Cristo hacia tiempo, pero al verlo allí me fui en llanto y desde lo mas profundo de mi corazón le dije al Señor: Señor cuanto tiempo he perdido yo, habiendo oído la palabra desde niño, había perdido 19 años de mi vida y a pesar que lo había rechazado, me dio otra oportunidad para buscarlo y me recibió, y al leer la palabra me identifico mucho con el hijo prodigo que dijo: NO SOY DIGNO, han pasado 14 años y cuando comparto de la palabra de Dios con otras personas y me preguntan, usted es cristiano? les digo: si, gracias a Dios, no gracias a mi, porque si por mi hubiera sido JAMAS lo hubiera buscado.

Andrés Amolef

Chile

Mi conversión fue así.
Desde niño siempre miraba al cielo buscando y mirando las nubes. Solía caminar de la escuela solo a mi casa por un camino campestre. Prefería esa soledad a regresarme con compañeros de clase. Pensaba en Dios. En mi niñez hablaba con él, pero no sabiendo quien era en verdad pero tenía esa idea. Por las noches salía al patio de mi casa a ver las estrellas y hacia lo mismo. Hablaba pensando en que Dios me oía. A medida que fui creciendo fui leyendo muchos libros, sobre todo de filosofía y existencialismo. Ya en la enseñanza media (en Chile), tenía más amigos pero de vez en cuando solía hacer el mismo camino de niño solo para ver el paisaje y pensar en Dios. Recuerdo que mi familia era muy católica y me obligaron a hacer mi primera comunión y mi confirmación. A medida que crecía, mis pecados también se multiplicaron. No voy a entrar en detalles pero hice cosas muy feas y que me avergüenzan. Por un tiempo participé del catolicismo hasta que un cura se me insinuó sexualmente y huí de todo lo que hacía en esa supuesta “iglesia”. Casi me volví ateo, pero supongo que el Señor me guiaba al camino correcto de a poco. Ya cuando me quedaban 2 años por salir del liceo, conocí al que ahora es aún mi mejor amigo, yo seguía con mis convicciones católicas y él era evangélico, y para remate hijo de pastores. Por la música que nos gustaba y ese mutuo sentimiento de sentirnos diferentes del resto, nos convertimos en amigos. Pero no faltaba la ocasión en que discutíamos por temas religiosos al punto de desagradarnos y terminábamos diciéndonos que no sabíamos por qué éramos amigos si discutíamos tanto. Pasaron varios años, y entré al instituto a estudiar inglés. Dejé la carrera botada en mi último semestre producto de una depresión congénita que se agravaba día a día. (Ahora entendía por qué prefería la soledad y melancolía) Hasta que me aburrí de sentir tanta oscuridad y me dije, le daré una oportunidad a la fe en la que cree mi amigo. Y un día le di la sorpresa de ir a su iglesia a un culto. Recuerdo ese día exactamente. Llovía mucho y caminé hasta el templo (ya que amaba mojarme con la lluvia). Cuando llegué a la calle, de lejos veía una luz al final, a medida que caminaba pensaba, quizás esa sea una señal. Estuve en ese culto, me senté casi en el último asiento, y escuché la predicación. Todo lo que decían ahí, iba en contra de lo que yo era y creía. Me sentí enojado, avergonzado, quería salir corriendo pero aguanté hasta el final. Mi amigo solo me miraba porque sabía lo que quizás pasaba por mi mente. Ahora sé que era el Espíritu de Dios convenciéndome de pecado. Comencé a ir regularmente, comencé a estudiar la Biblia, me leía libros enteros antes de dormirme por las noches, comencé a orar, a dejar muchas cosas de lado, música, ropa, malas juntas, y lo reemplacé todo por cosas del Señor. Mis cassettes los regrabé con estudios bíblicos por radio. Me integré al coro etc, etc. Pero aun no conocía al Señor. Entré a un instituto bíblico a estudiar teología y en el intertanto conocí a unos chicos cristianos que se reunían en una casa solo a exponer y estudiar el evangelio. Fui a una de sus reuniones y quedé impactado por el mensaje. No podía creer que la justicia de Dios era tan severa y que yo era tan pecador y que merecía la muerte y que Dios seguiría siendo Santo y Justo si me condenaba ya que yo era culpable. Me dijeron esos hermanos que las iglesias hoy en día predican un evangelio muy diluido y no eran fieles a la palabra y era cierto. Yo no había oído nunca con tanta claridad ese mensaje. Clamé misericordia al Señor, vi mi pecado y mi ignorancia y un día, antes de entrara a clases en el instituto bíblico estaba leyendo el Salmo 14 y el Señor abrió mis ojos. De pronto entendí exactamente tantas cosas de la palabra que fue como si en dos versículos hubiera leído toda la Biblia y supe en ese momento que Dios me había salvado. Lloré de alegría y desde ese día en adelante fue todo nuevo para mí. Hoy ya no asisto a esa primera iglesia donde Dios comenzó la obra, tampoco donde oí el evangelio. Me mudé a Santiago de Chile y sirvo en una iglesia muy pequeña y nueva junto a personas que aman al Señor y aunque no lo buscaba, se me ha dado la oportunidad de enseñar la palabra una vez al mes en las reuniones. Ha sido un desafío y el Señor ha sido tan misericordioso y fiel y yo tantas veces infiel. Pero me perdonó y paternalmente me perdona y enseña cada día. Mi texto favorito para exponer el evangelio es “Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: mas el justo por la fe vivirá” (Romanos 1; 17) Amén.

Antonia Romero Martinez

Nicaragua

Hola a todos. Dios les bendiga inmensamente, he tenido la oportunidad de recibir a Cristo en mi corazón El cual ha cambiado totalmente mi vida, le da sentido a mi vida, gracias a mi amiga y hermana Heyssel Lariza Morales Laines la cual fue el instrumento que Dios utilizó con mucha paciencia en llevarme siempre de la mano al camino de mi salvación la cual fue un 7 de Mayo del año 2005, año de una revolución en mi vida espiritual, lograr una vida nueva en cristo Jesús. Tenia una baja autoestima, rechazo, mis pensamientos no eran de amor, paz, sino de compasión la cual me conducía a tener actitudes erróneas las cuales me condenaban; entendí que yo necesitaba un libertador de ataduras que estaban ahogando mi vida, desde niña mi padre me abandonó por tanto crecí solo con la imagen de mamá trabajadora preocupada por nosotros, sufrida por la forma de ser de papá el cual era un alcohólico, ella es una mujer que nunca se ha rendido siempre de pie trabajando por sus hijos, ella supo en su poca sabiduría sin Cristo criarme con muchos valores y responsabilidad, pero siempre en el camino hay obstáculos los cuales de llevan a ser una persona perdedora, sin esperanza y sin futuro. Cuando llegó Cristo a mi corazón cambió mis pensamientos, comencé a enamorarme de El, Jesús me dio oportunidades de prepararme en una carrera, tener un esposo hijo de pastor y una linda bebé que es mi tesoro de parte de Dios. Estoy muy agradecida con todo lo que me ha dado. Me sumergí en sus enseñanzas siento que nunca voy a volver atrás desde queme convertí no he dejado de seguirle . Infinitas gracias mi Salvador Jesús. Solo tu sabes que hay que cambiar y Jesús es tu respuesta.




Biblia en linea
"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí" (Juan 14:6)
PROVINCIA

Pueblos de Avila