Testimonios cristianos

Así me convertí

Michael Fat

Perú

Tenia 18 años cuando terminé la secundaria, no sabia qué hacer con mi vida. A los 19, un amigo me invitó a un culto en una iglesia bautista, me gustó el ambiente sano, muy diferente al que yo conocia entre mis familiares, el alcohol y el adulterio. Me bauticé y me hice miembro de la iglesia, pero mi vida cambió cuando tenia 34 años, a esa edad me arrepentí de mis pecados, el SEÑOR tuvo compasión de mi, me perdonó, me hizo una nueva criatura, EL me ha salvado, me ha regalado la vida eterna, se que cuando muera voy a partir con EL, DIOS me ha dado una buena esposa y un hijo maravilloso, a quienes amo mucho. Gloria a DIOS

Dallana Zabaleta Cardenas

Colombia

Desde pequeña yo asitía a la iglesia, me gustaba mucho cantar y alabar el nombre de Dios. A medida que fui creciendo me olvidé de lo que amaba y me quedé en zona de confort, ya que no iba a la iglesia ni buscaba de Dios, pero tampoco hacia cosas que sabía eran pecado. Cuando cumplió 16 años, a mi hermano le diagnosticaron cáncer de Colon, mi madre siempre ha sido una mujer de Dios, empezamos a pasar por un proceso muy doloroso al ver el sufrimiento de mi hermano. por medio de las oraciones de mi madre Dios me llevó nuevamente a su casa, cuando iba a cumplir los 18 años mi hermano empeoró, recibió tratamiento pero no fue posible salvarlo, los médicos lo desahuciaron, pasamos semanas enteras viendo el dolor de mi hermano y aunque no lo sentíamos, lo viví en carne propia.
Mi padre nos abandonó cuando éramos muy chicos, para ese tiempo nos reunimos nuevamente con él y su familia lo que no era fácil, mi hermano no era una persona creyente y a raíz de su enfermedad Dios se reveló a el, cuando su alma ya estaba salva Dios decidió llevárselo, revelándole a mi madre que si lo dejaba el se perdería en las drogas y el alcohol, fue doloroso para mi, ya que él era mi hermano, amigo y mi padre y con tan solo 19 años que tenía cuando falleció tenia una madurez impresionante, yo seguí buscando consuelo en los brazos de Dios, me instruí en su palabra y 6 meses después me bauticé, tiempo después me cambie de ciudad y me aparté, hice cosas que jamás debí hacer, conocí al padre de mi hija el cual es mi esposo hace 4 años y hemos sufrido muchas cosas, hemos vivido momentos muy desagradables, pero me cansé de esa vida cuando estaba en la casa de Dios a pesar de los problemas todo era bueno y tenía felicidad, ahora mi corazón se ha sentido solo, desamparado, olvidado es por esto que decidí afirmar nuevamente mi vida de Dios. No me ha sido nada fácil, pero sigo luchando para ser una líder y dar testimonio de mis vivencias a las personas que lo necesitan. A Dios doy gracias porque a pesar de estar fuera de El, siempre he mantenido el temor de que El es mi única salvación. Hoy día me congrego en la Iglesia Bethesda y quiero seguir luchando por mi salvación y la de mi familia y sobre todo, poder servir a Dios como El quiera usarme para llevar el mensaje a las naciones de su gran poder y sobre todo de su maravilloso amor .

Catalina Maldonado

Chile

Tengo 22 años, la verdad que toda mi vida he conocido de Dios y asistía a la iglesia con mi madre, de hecho nunca he dejado de ir, pero como me dijo una amiga, asistir a una iglesia desde tu niñez no te garantiza nada, si es que no aceptas al señor y vives la relación con El de forma íntima. Pasé varias cosas y puedo decir que, en algún momento, conocí las cosas del mundo de forma directa, pasó un tiempo en el que estuve así, iba a la iglesia solo por ir o quizás, muchas veces, por costumbre. Mi vida marchaba bien y de un momento a otro cambió todo, de repente me vi sola, cometí errores los cuales me pesaron mucho y me costó perdonarme a mi misma. En ese momento en el que estuve mal, al fin pude entender lo que siempre escuché durante toda mi vida, que Dios es todo, tu amigo, padre, lo que sea que necesites .El estará ahí para ti siempre, no importa lo que hayas hecho si de verdad te arrepientes y le buscas, Él estará esperándote con los brazos abiertos como nuestro buen padre, el día de hoy aprendí a que Dios tiene que ser el sustento de mi vida, El siempre va a estar en todas conmigo en las alegrías y tristezas. Si alguien está leyendo esto y estás haciéndote esa pregunta en tu cabeza ¿sigo o no sigo con esto? te insto a que sigas a Dios siempre, no pierdas la oportunidad, aún es tiempo... soy feliz ahora porque lo tengo a ÉL...un abrazo fraterno...

Carmen Tacanga

Perú

Después de haber oído un largo tiempo sobre el evangelio, Dios puso claridad en mi corazón, entendí y comprendí que necesitaba a DIOS para el perdón de mis pecados y ser su hija. Como dice en su Palabra no hay justo alguno , no hay quien entienda,no hay quien busque a DIOS.. yo he sido una de ellas, en Juan 1:12, Romanos 10: 9-10, DIOS en su infinita misericordia fue muy paciente conmigo hasta el día que reconocí mi condición pecaminosa y que necesitaba su perdón y su gracia. Fue un día martes un 04 de Junio en el año 1985 a la edad de 15 años, después del servicio de oración, conversé con mi Pastor Jonás Barbieri el fue quien me evangelizó de manera personal y me guió a los Pies de Cristo.

Luz Bolivae

Venezuela

A pesar de haber sido criada en el evangelio y usada por DIOS grandemente, me deje llevar por el dolor y la amargura que muchos habían causado en mi. Me dejé llevar por los malos deseos de la carne, Satanás me llevó a lo más oscuro y desastroso, me mostró lo mejor a principio y luego, al final, me lanzó a lo más vil y despreciable. Mis padres, sin saberlo, me lastimaban, sólo DIOS me salvó. Conocí un hombre maravillosos, fuimos amigos, novios y nos casamos. A los dos meses tuve mi primer embarazo. Estuve hospitalizada por amenaza de aborto. Después de darme de alta tuve un derrame interno a los seis días y estuve al borde de la muerte. Me dieron terapia intensiva, después complicación en los riñones, depresión... fueron tiempos difíciles cuando lloraba amargamente hasta que Dios tuvo un trato fuerte y especial conmigo. Me rescató, me salvó y ayudó a salir de esa situación.
A los seis meses tuve un segundo embarazo, pero Dios estuvo conmigo siempre y probó mi fe. Mi hija fue sietemesina, de bajo peso, hoy ya es grande.
Dios todo lo hace con un propósito (estoy viva) y hoy puedo decir con seguridad que MI CASA Y YO SERVIMOS A JEHOVA.

NORMA MUNOZ

Estados Unidos

Me convertí en el ano 1977, tenía 16 años. Soy la mayor de 4 hermanos, mi padre nos abandonó, dejando a mi madre en completo abandono, ahí conocí a CRISTO. Unos años después mi mamá que era muy católica, luego mis hermanos...tengo hermanos por parte de padre después que se fue de casa..mi padre nos hizo mucho daño emocionalmente, junto con su familia y su amante..y ha sido un proceso muy lento de años de luchas...pero DIOS en su misericordia nos sacó adelante, DIOS me permitió servirle en iglesias locales...y aprendi de hermanos siervos de DIOS....mi madre ya murió hace 2, yo soy peruana y vine a USA hace 15, y las pruebas no terminaron aumentaron al punto que mi matrimonio de 25 años terminó por adulterio de mi esposo y con una gran amiga, vinieron momentos muy dolorosos para mi vida luego que mi madre murió, mi hija mayor decidió ser lesbiana, y mi otra hija feminista y por ende vivir con su novio... estuve destrozada buscando respuestas, mi familia política nunca me quiso siendo cristiana y viven aquí en USA. Mi marido se apartó de DIOS porque cree en los movimientos humanistas .La verdad que miro atrás y sé que DIOS cuido de mi a pesar de que esto aun no acabó, hoy tengo 55 , me casé en la fe cristiana, tengo dos hijas una de 26 y la otra de 22... y mucho por compartir desde que JESUS fue mi Salvador...han pasado muchos años desde entonces y muchas pruebas y gracias a DIOS sigo de pie, y encontré páginas cristianas ,muchas, pero también descarté otras por no traer sana doctrina, ahora encontré la pagina de uds. y en verdad me ha hecho mucho bien. GRACIAS POR ESTA PAGINA DIOS LOS SIGA BENDICIENDO

OSVALDO RENDON CIFUENTES

Colombia

Estuve 23 años en las drogas ,15 en la delincuencia y viví 3 años en las calles. Conocí a Cristo a través de una fundación cristiana, a donde fui llevado en momentos en que pensaba quitarme la vida . Allí, viviendo en las calles, Cristo me rescató a través de un hombre que me vio comiendo basura , se me arrimó y me dijo que Jesús me amaba y que esa no era la vida que Dios quería para mí. Me preguntó si quería cambiar y le dije que sí que era eso o morirme, y me llevó a la fundación.
Estuve allí por trece meses en un proceso donde alcancé la victoria, me reconcilié con Dios y fui restaurado. Salí de aquél lugar siendo el director de la fundación. Con ayuda de varios compañeros con los que me restauré abrimos una fundación para personas con problemas de adicciones. Hoy tenemos 4 fundaciones que Dios permitió abrir para rescatar a las almas perdidas.

WILDER DAVID AYALA CABIA

Perú

Dios les bendiga. En el año 2002 , entonces yo tenía 8 años, asistí a una campaña en mi ciudad, Lima, Perú, en un distrito donde se encuentra la iglesia donde asisten mis padres. Al pasar los años me aparté del camino, de los doce a los quince años y en ese momento, en otra campaña me reconcilié con Dios, estando yo en las pandillas, drogas, alcohol... De ahí me llamó Cristo (1Co.1:25-31) y amén. Aquí estoy, pertenezco a la iglesia evangélica misionera "EMAUS PENTECOSTES".

Marta Perdomo

Honduras

Asistía a la iglesia desde pequeña, pero a cierta edad comencé a sentir que en realidad nunca había entregado mi corazón a Jesús, y sentía tanta duda y preocupación al respecto, nuestra maestra de escuela dominical siempre enfatizaba sobre la importancia de estar seguros de nuestra salvación, y un día cuando ya no podía resistirme mas al llamado de Dios decidí después de la clase hablar con mi maestra y explicarle lo que me sucedía y ese día Jesús entro a mi vida en ese entonces tenía 14 años, ahora tengo 21 y Dios ha comenzado su obra en mí

Edgardo Centeno

Argentina

Me llamo Edgardo, desde un comienzo les cuento que mi familia está destruida, mis padres separados. Desde chicos, mi padre frente a nosotros maltrataba a mi madre, la maltrataba demasiado, es mas, mamá luchaba por nosotros. Después que se separaron mamá trabajaba para mantenernos a los 7 hermanos , trabajaba arduamente, a veces pedía por favor que le fiasen para darnos de comer a todos. Como no podía mamá con todos y el trabajo, nos derivaron con una madre sustituta, la cuestión es que nos separaron a todos menos a mí que me he escapado.
Mis abuelas practicaban macumba, hacían trabajos muy fuertes de macumberia, vencimiento y todo lo que puedan imaginarse, cuando era chico el diablo jugaba con mi vida por las noches ,es un poco complicado entender, pero quiero que entiendan, mi abuela pactó con nuestras vidas, el diablo cada noche me recordaba que yo le pertenecía a él, imaginen que cuando iba al baño yo era como una hormiga, un grano de arena era como una gran roca, a la vez me hacia ver tan pequeño las cosas... recuerdo que en varias noches que no podía dormir por miedo, me acostaba muy abrazado a mi madre, cuando mi madre se dormía aparecía una gran sombra negra horrible, que en contra de mi voluntad me sacaba de los brazos de mi madre, yo le sacudía llorando a mi madre, que me ayudase, pero era como que estaba muerta, como que no escuchaba nada, me llegaba a sacar de sus brazos y me llevaba en la madrugada a que me tirara debajo de un coche, eso parece un sueño, ¡¡pero no lo es !! pero cuando estaba por hacerme daño, siempre Dios interrumpía, fueron muchas veces. Recuerdo que cerca de mi casa, hay un rio que tiene un muro que cae mas o menos 5 a 8 mts abajo, que debajo hay todas rocas negras y filosas, una noche mamá no estaba en mi casa yo había quedado solo, recuerdo que había vuelto esa sombra y siempre yo tenia una estatua de Jesús y y un par de supuestos santos, creo que rezaba muchas veces, pero llegada la hora yo sabía que vendría por mi otra vez,. Así fue que al volver la sombra, cada vez que la veía no podía gritar se me iba la voz, y me llevó al muro y me decía tírate, y me empujaba para tirarme, pero Dios siempre lo impedía, y volvía a la normalidad, en otras palabras que mi cuerpo me volvía a responder. Muchas veces le rezaba a Jesús, lloraba demasiado porque no sabía qué hacer, le contaba a mi madre y me trataba de loco o me decía que tenia pesadillas, pero de nada servia lo que le decía, a causa de esos espantos empezó el asma en mí,y vivíamos en los médicos con mi madre con análisis por el asma, fue horrible. Cuando escuchamos con mis amigos que había cine gratis en una escuela, yo tenia 14 casi 15 años, cuando sos chico, te dicen que algo es gratis, seguro que estás presente, resulta que pasaron la película de Jesús, ese día empezó algo en mi vida, recibí a Jesús en mi corazón. Desde el día que acepté a Jesús en mi corazón el diablo no tuvo otra opción que soltarme y a partir de ese día pude dormir sin miedo y temor,. Pero ahí no termina porque cuando empece a ir a la iglesia Dios no solo me libro de Satanás sino también me sacó el asma y hoy puedo respirar por su gracia y su amor.




Biblia en linea
"Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí" (Juan 14:6)
PROVINCIA

Pueblos de Avila